Sonidos. ¿Cómo se comen los sonidos? ¿A qué saben, cómo se degustan, cómo pasan de ser auditivos a gustativos?

¿Sería demasiado atrevido pensar que el silencio y el ruido se comen? Porque también emocionan, asustan, dan certeza o rechazan, como un alimento preparado, como el mejor de los suspiros cuando se prueba algo placentero.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…