La historia de esta nota me resulta muy graciosa y tiene dos partes que más o menos son así:
Hace algún tiempo, mientras hacía otra nota recorriendo stands en un festival gastronómico, conocí a Rafael Tragodara, cocinero y propietario de La Proa conversamos de la diferencia entre la raya y la guitarra y le pregunté si en algún momento podría contar con él para hacer una nota para este blog y accedió amablemente.
Un domingo salía de realizar un trabajo y decidí ir a Pimentel para coordinar esta nota con Rafael. Era mediodía y olvidé por completo que ese momento era "hora punta" en los restaurantes, sin embargo luego de alguna insistencia pude conversar con él en la cocina de La Proa y pactar la nota.
Aquí viene la segunda parte. Un grupo de amigos visitaron la planta de Backus en Motupe, además de la respectiva bomba, alguien me comentó que dos chicas muy guapas (y gemelas) fueron las anfitrionas de ese evento y entre broma y broma me dijeron: “¿Porqué las llamas para hacer una nota para el blog?” mmm… ¡qué buena idea! –respondí- pero luego pensé, ¿y cómo las ubico?
Aquí viene a tallar el gran Facebook y la diosa fortuna que permitió que las encontrara almorzando en La Proa el domingo que fui a coordinar con Rafael. Me acerqué a Claudia y Karen Chiroque esperando no interrumpir su almuerzo y me presenté -con cierto temor a que me manden a volar, pero aún así me arriesgué- y les pregunté si podría hacer una nota con ellas para el blog y les gustó la idea. “Llámanos para coordinar y la hacemos”.
El final de esta historia está en la nota a continuación…

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…