Inesperadamente, mientras filmaba, fluyó un acto atípico, un encuentro sobrenatural, con un grupo de seres con forma de vaca que me interpelaban. A través de la cámara sentí que surgía algo performático (susceptible de entrar entre comillas), algo partícipe de lo real sin ficción, pero a su vez plenamente onírico y medio sagrado. Como en un sueño, no podía recordar cómo había llegado ahí, y la cosa se fue armando hasta que finalmente se disolvió nuevamente en la cotidianeidad. Posteriormente surgió el trabajo de reensamblar lo ocurrido, el espectro que había quedado capturado en la cinta. Creo que mis trabajos siempre giran en torno a un sueño febril que tuve en la infancia, cargado de una inquietante extrañeza que me presentaba, de alguna manera ostensiblemente visual, algo como la insoportable inasibilidad y plena existencia de lo infinito siempre sucediendo-siempre por suceder. Una obsesión, un específico trastorno, una inconmensurabilidad desesperada. El propio yo irresoluto, trans-sustanciado en lo visto que nos mira. Siempre, o casi siempre, recurrente.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…