Este es un mensaje que envía Dedan Ibacache, el padre del pequeño Max, quien resultó dañado por la vacuna AH1N1, presentando el Síndrome de Guillain Barré.

Las autoridades están desmintiendo que el pequeño Max tenga este síndrome que afecta el sistema nervioso central, afirmando que saldrá prácticamente en óptimas condiciones, cuando eso NO ES VERDAD.

EL pequeño Max, si bien ha tenido una mejoría (y ya salió de la UCI pediátrica), sigue internado en el Hospital de Talca y al salir tendrá que usar silla de ruedas.

Es impresentable que las autoridades de salud, con tal de defender su dañina campaña de vacunación AH1N1, sea capaz de mentir tanto, usando los medios de comunicación masivos para esparcir tanta mentira junta.

Infórmese en: detenganlavacuna.wordpress.com

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…