La crisis y el impago a los bancos ha generado un nuevo grupo social: el que tiene su vida hipotecada. En España, la ley permite que las entidades bancarias puedan quedarse con la casa de quien no paga, por la mitad de su precio y además, seguir reclamando de por vida, la deuda a las familias. Esto no es así en todos los países. Por ejemplo, en Estados Unidos la deuda se cancela cuando el banco se queda con la propiedad. Pero en España la legislación agrava el drama que supone la pérdida de lo que se considera el principal bien al que tenemos acceso: la vivienda. Asociaciones de afectados han presentado en el Congreso una propuesta de modificación de la ley hipotecaria.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…