Hay una zona en la selva peruana donde la explotación sexual infantil convive con los autos 4x4, las antenas parabólicas, el dengue, los ajusticiamientos populares y las peleas en bares que nunca cierran sus puertas. Gracias a la revitalizada fiebre por la explotación del oro que contagia a la región Madre de Dios, en los últimos años han zonas enteras que parecen emular a pueblos del viejo oeste norteamericano. Ciudades donde que viven de espaldas a la selva que les ha dado cobijo y que desparece día a día.

Crónica publicada el 18 de agosto del 2008 en el programa 'La ventana indiscreta'

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…