Habrás visto en las cortes judiciales que alguien pone la mano en la Biblia, levanta la derecha y jura decir: “La verdad, toda la verdad y nada más que la verdad”. Es un testigo. No puede ampliar, inflar, ni diluir la verdad. Tiene que dejar que los abogados peleen; que el juez la interprete. Pero como testigo no puedes contaminar el resultado. Los cristianos también somos testigos, llamados a decir SOLO la verdad...pero la mayoría mentimos.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…