En el Cerro Verde se encuentra una de las construcciones más singulares del país: el Hotel de Montaña. Desde su nacimiento, fue de la mano con el infortunio.

El hotel fue construido por el Estado en 1958 para observar el volcán de Izalco, llamado también el Faro del Pacífico por su erupción constante que durante más de 300 años alumbró el camino a los barcos que llegaban a las costas salvadoreñas. Dos semanas antes de la inauguración del hotel, el volcán decidió apagarse y negar su majestuosidad a los futuros huéspedes. En 1997, la falta de fondos condenó al Hotel de Montaña a la soledad de su clausura y el terremoto de 2001 se ensañó con su físico, al punto de ser declarado inhabitable.

Ahora el Ministerio de Turismo busca darle una segunda vida, pero ello requiere grandes inversiones.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…