Parase usted en medio de una avenida altamente transitada, a la media noche. Fume lentamente mientras cierra los ojos; cuente treinta manzanas en orden descendente mientras aguanta el humo en el pecho y una vez llegado al número cero, déjese ir con el fluir de las corrientes del viento. Y si al despertar se encuentra frente a un monitor, leyendo esto, es que ha viajado despierto sobrevolando los entretejidos calambres de la conciencia mientras dormía viajando despierto.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…