Educar para la Paz con los Más Pequeños
Anita Yudkin Suliveres, Ph.D.

Otra pregunta que surge con frecuencia es ¿Por qué es importante educar para la paz? Es importante por muchas razones. Tal vez la primordial es porque nuestros niños y niñas crecen en lo que se han llamado “ambientes socialmente tóxicos” donde abunda la violencia, el descuido, las experiencias amenazantes y muchas veces carecen de las condiciones para un desarrollo saludable. También nos rodea el deterioro del medio ambiente, el consumismo y el menosprecio por los menos afortunados que afectan nuestra calidad de vida. Añadamos que la niñez crece interactuando con vídeo juegos y programación televisiva violenta no apropiada para su edad que repercute en su comportamiento y formas de entender el mundo. Necesitan entonces desarrollar fortalezas emocionales que les posibiliten crecer en estos escenarios, competencias intelectuales que les permitan superar y proponer alternativas para la convivencia desde temprana edad.
Puede ser que se estén preguntando, ¿Por dónde empezar?. Un documento fundamental que todo educador debe conocer y tener como guía es la Convención de los Derechos del Niño, adoptada por las Naciones Unidas en 1989. Este documento recoge en 54 artículos los derechos de la niñez a la supervivencia, la protección, el crecimiento y la participación. Son derechos acordados y reconocidos por expertos internacionales que indican lo que las niñas y los niños necesitan para un desarrollo óptimo y convertirse en sujetos activos que a su vez conozcan y respetan los derechos de los demás. Entonces, una educación para la paz es una educación basada en el respeto a la dignidad y la promoción de los derechos humanos de todos y cada uno de nuestros niños y niñas. A la vez, reconoce y fomenta el aprecio por la diferencia y la diversidad en la niñez.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…