Fiel a la tradición de cada último domingo del mes de mayo, la romería de Nuestra Señora de Hornuez congregó ayer a miles de personas en el enebral del mismo nombre, muy cercano a la zona arrasada en el verano de 2008 por un incendio, que quemó más de mil hectáreas, la mayoría de pinar.
Desde primera hora del día, devotos de la comarca se encaminaron a Hornuez, donde acabaron coincidiendo con fieles de otras provincias colindantes, principalmente Burgos y Soria. El enebral que recibió a la multitud presentaba un aspecto diferente al de otros años. Pocos puestos de feria y, en una pradera un poco alejada, una veintena de artesanos, participantes en la ‘I Feria Artesana de Hornuez’, con la que la Mancomunidad de Nuestra Señora de Hornuez pretende revitalizar la fiesta.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…