Desde el 21 al 24 de junio del 2011, con la participación de varias organizaciones, movimientos sociales-populares, y la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuenca, se realizó en la ciudad, el Encuentro de los Pueblos de Abya Yala por el Agua y la Pachamama. Asistieron delegados de más de 22 países de América Latina y el mundo para compartir experiencias de lucha y resistencia por la defensa de la naturaleza y sus derechos.

Durante tres días en la ciudad de Cuenca, Ecuador, cientos de representantes de varios países de Latinoamérica se reunieron para compartir experiencias y trabajar conjuntamente en estrategias por la defensa del agua y la madre naturaleza. El evento que se llevó a cabo entre el 17 y 23 de junio, fue planteado como un acto de resistencia contra proyectos extractivistas que amenazan este recurso vital de la Yakumama, la madre agua. La carta de principios del evento lee, “Aspiramos a que el Encuentro se convierta en un proceso permanente de Minka por la Vida, pues defender el agua, la soberanía alimentaria y un nuevo orden societario en armonía con la naturaleza y en el que prime la justicia y equidad, significa luchar por la Vida en su integralidad.”
El encuentro empezó con una misión en zonas de conflictos ambientales en la provincia del Azuay, específicamente, el caso de Cochapata, Cantón de Nabón, y la Parroquia de San Bartolomé, ambas regiones afectadas por la minería. La misión estaba conformada por la Defensoría del Pueblo, representantes de organizaciones nacionales indígenas, la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos Democracia y Desarrollo (PIDHDD), Radio Mundo Real y un equipo de FIAN Internacional. Ellos y ellas atestiguaron casos reveladores del abuso de poder de varias compañías, muchas veces maniobrando junto con entidades del Estado, para impulsar proyectos de desarrollo a pesar de la oposición de las comunidades donde planean ejecutarlos.

En el caso de Cochapata, por ejemplo, una comunidad de unas 7 mil 800 personas, se ha estado luchando para frenar la construcción de una represa por la empresa minera Explorsur S.A. del grupo El Juri. Debido a su resistencia al proyecto, siete de los dirigentes de la comunidad fueron acusados de sabotaje y terrorismo, y hace poco sentenciados a ocho años de prisión por una corte en el Azuay. Esto a pesar de que la Asamblea Constituyente de Montecristi había otorgado amnistía a estas mismas siete personas en julio de 2008, reconociendo su papel como defensores de la naturaleza. Desde el día de su sentencia, los siete dirigentes se encuentran en la clandestinidad con serias consecuencias económicas y emocionales para sus familias.

Uno de los principales objetivos del encuentro por el Agua y la Pachamama era el de sobresaltar este tipo de casos, ejemplificando así la criminalización a la protesta en el Ecuador y otros países del continente. Una parte integral del encuentro fue un Tribunal Ético que se estableció para analizar “la criminalización de defensores y de defensoras de derechos humanos y de la naturaleza.” Este tribunal de los pueblos se llevó a cabo el miércoles, 22 de junio, con la presencia de un jurado de cuatro personas: Elsie Monge (la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, CEDHU, Ecuador), Raúl Zibechi (escritor y periodista, Uruguay), Lía Isabel Alvear (poeta y académica, Colombia), y María Hamlin (Movimiento Internacional por la Salud de los Pueblos). Durante más de cuatro horas se escucharon las exposiciones de varios expertos sobre el tema, así como más de 17 testimonios de personas de todo el país.

“La democracia sólo puede ser garantizada cuando los ciudadanos tienen garantizados sus derechos a la protesta y la resistencia,” dijo Ramiro Ávila, abogado y profesor del Universidad Andina Simón Bolívar, sobre la normativa. “Estas leyes que se están utilizando para reprimir la protesta deben ser inmediatamente derogadas.” Ávila explicó que la ley bajo la cual se está criminalizando la protesta data de comienzos de la república, en base al Código Penal de 1920.

Entre los casos más prominentes, se encuentra la imputación de terrorismo y sabotaje contra los principales dirigentes indígenas del país: Pepe Acacho, vicepresidente de la CONAIE; Marlon Santi, expresidente de la CONAIE y dirigente de la comunidad de Sarayacu en la lucha contra la explotación del petróleo en sus territorios; Delfín Tenesaca, presidente de la ECUARUNARI; y Marco Guatemal, presidente de la Federación Indígena y Campesino de Imbabura (FICI). Todos ellos procesados por participar en marchas contra la Ley de Agua y la Ley de Minería durante la Cumbre del ALBA en Otavalo en junio de 2010.

Debido al modelo extractivista impulsado por el gobierno actual, al momento se están dando conflictos sociales en varias regiones del Ecuador, muchas de éstos alrededor de la minería y el control por las fuentes de agua. Según el catastro del Ministerio de Energía y Minas del Ecuador, existen 1990 concesiones inscritas para la exploración minera en el país, lo que ha generado una seria preocupación de la ciudadanía por ser una práctica extractiva extremadamente contaminante y que requiere enormes recursos de agua para su explotación. La extracción de tan sólo un anillo de oro de 10 gramos, por ejemplo, requiere 8 mil litros de agua y produce 20 mil toneladas de desechos.

“Los líderes sociales alzan su voz para defender sus derechos humanos, pero en vez de acogerlos, el Estado está criminalizando su derecho a la protesta,” dijo Fernando Gutiérrez, Defensor del Pueblo Nacional. Se espera que el jurado del Tribunal Ético imparta su decisión en los siguientes días.

“¿Acaso es un delito defender el agua? ¿Acaso es un delito defender la Pachamama?” dijo Carlos Pérez, un dirigente indígena del Azuay. “El Ecuador es pionera en reconocer los derechos de la naturaleza y esa Constitución debe estar por encima de un Código Penal hecho en tiempos de la dictadura.”

Otros ejes temáticos para las mesas de trabajo durante el Encuentro incluyeron el Sumak Kawsay y los Derechos de la Naturaleza; Extractivismo, mercantilización de la naturaleza y resistencia; Comunicación, medios y cultura; y un Campamento de Jóvenes para la construcción de otro mundo.

Si quieres conocer videos similares puedes acceder al canal de Defensa de Territorios de Vimeo (vimeo.com/channels/162059) o a la página web del proyecto: defensaterritorios.org, dónde en el menú multimedia puedes acceder a documentales, entrevistas, filmación de conferencias.
La página web de Defensa de territorios forma parte del trabajo que lleva adelante la Asociación Entrepueblos (web: epueblos.pangea.org/)
Si quieres ponerte en contacto: defensaterritorios.ep@gmail.com

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…