Una deriva utópica de Aranjuez.

Aranjuez se proyecta como un entorno de investigación paisajística, un espacio constructivo que ha escalado sus descubrimientos al mundo. Esta herencia intelectual es reconocida mundialmente. Aranjuez está incluída en la Lista de patrimonio Mundial de la UNESCO.

La psicogeografía, teoría situacionista de los años 60, se refiere a los efectos que el entorno produce en las emociones y el comportamiento de los individuos. Las guías psicogeográficas son mapas compuestos por fragmentos de la ciudad que se relacionan de forma aleatoria, no por su funcionalidad sino por su carácter emocional.

La deriva situacionista propone una utilización experimental, no productiva, del espacio urbano, defendiendo el carácter fragmentario de zonas urbanas diferenciales frente al carácter objetivo y unitario de la sociedad de los espectadores.

Con las proyecciones y la manipulación de las imágenes se multiplica la variabilidad del espacio, produciendo una deliberada confusión espacial, una utilización experimental, no productiva, del espacio urbano. Ésta ciudad tendría espacios lúdicos como juegos acuáticos, circos, laberintos, etc.

Retomando las palabras de Constant, arquitecto situacionista, presentamos un Aranjuez que es un « laberinto dinámico » en el cual los « sectores cambian constantemente de forma y de atmósfera según las actividades que tienen lugar en él » (Constant).

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…