A Coruña 13/07/2011

La Audiencia Provincial de A Coruña ha dejado en libertad a los tres activistas que llevaban en prisión desde el pasado 22 de junio y que fueron detenidos ese mismo día junto con otras nueve personas que fueron puestas después en libertad, todas ellas acusadas de supuestos delitos de daños, allanamiento y asociación ilícita.
El mismo día de su liberación, las organizaciones Equanimal e Igualdad Animal a las que pertenecen las personas imputadas, efectuaron una rueda de prensa para presentar la campaña internacional de solidaridad con los activistas represaliados en el estado español, bajo el nombre de Plataforma Unidos Contra la Represión- En defensa del movimiento de derechos animales.
Según sus portavoces en rueda de prensa, “la liberación de los tres animalistas confirma y avala la falta de motivos para las detenciones”

La Audiencia ha aceptado el recurso de los animalistas y critica que el auto de prisión no detallara los cargos que se les imputa, algo que "quiebra el derecho de defensa". El juez no motivó la prisión y a los abogados de la defensa solo les dio el encabezamiento del auto con el argumento de que el sumario está secreto. Así, los arrestados no tuvieron "ni explicación ni resolución", viéndose "obligados a defenderse de una decisión sin saber por qué fue adoptada".

La Audiencia ha criticado que el juez instructor del caso no explicara por qué podrían destruir pruebas de seguir en libertad mientras se instruía el caso. Según argumenta la misma Audiencia: "El domicilio de la asociación Equanimal, con la que se vincula a los imputados, es conocido y ha existido tiempo suficiente para adoptar las medidas necesarias para recabar las pruebas que en él pudiesen existir”.

El abogado de los activistas presentó un recurso de apelación contra el auto dictado por el titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago de Compostela y, una vez aceptado el recurso, las imputaciones se mantienen, por lo que los doce activistas tienen que acudir a firmar cada mes al juzgado hasta la celebración del juicio, para cuya instrucción se ha decretado secreto de sumario.
Las detenciones son fruto de la operación Trócola, en la que la Guardia Civil erróneamente calificó a los activistas de “ecologistas radicales” y los consideró líderes de una cadena de delitos que incluyen desde la liberación de visones hasta incendios en plazas de toros por ser los dirigentes de las organizaciones a las que pertenecen.

Los activistas realizan acciones de rescate a cara descubierta e incluso acompañados de medios de comunicación, ya que sus acciones son transparentes y buscan la máxima repercusión mediática como se ha conseguido en sus saltos al ruedo o a las pasarelas, pero la Guardia Civil considera que detrás de esos actos de protesta a la luz pública había también sabotajes, amenazas a empresarios e incluso el intento de profanación de la tumba de un torero.
Sin embargo, Javier Moreno, portavoz de Igualdad Animal y uno de los imputados, defendió ayer que las acciones llevadas a cabo por estos grupos "solo pretenden sacar a la luz las prácticas de la industria de la explotación de los animales".

La plataforma Unidos Contra la Represión - En defensa del movimiento de derechos animales se encargará de organizar y coordinar la campaña internacional que se está llevando a cabo en solidaridad con los activistas imputados, en defensa del movimiento de derechos animales y en contra de la represión de la que está siendo objeto.

Desde que se produjeron las detenciones, la solidaridad con los activistas ha dado la vuelta al mundo, realizándose protestas en cerca de 30 países y se mantendrá hasta que se deje de criminalizar al movimiento por los derechos de los animales y se ponga el foco de los medios de comunicación y la justicia en donde realmente se ejerce la violencia y el terror, en los centros de explotación animal.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…