César Herros convirtió a Verónica Peregrina en una “peligrosa” Dominatrix. Vero irradia cachondería a más no poder desde que entra al espacio párvulo y divino de la creación, donde los fluidos se derraman sobre las pieles de quienes se ofrecen como lienzos, y las impregnan. Vero, re-creada, vuelta a nacer con una máscara anti gas, pintada parcialmente de negro, evocó el Apocalipsis. Arropada en ese largo pasillo del Ermitaño, derramó lujuria extrema sobre la nostalgia. El diseño se prestó para virar la sesión al blanco y negro.

Fotografía y realización:
Alejandro Zenker

Coordinación:
Johanna Espinosa y Ernesto Guzmán

Modelo: Verónica Peregrina
Artista: César Herros
Música: A Perfect Circle, Counting Bodies Like Sheeo To The Rythm Of The War Drums

alejandrozenker.com
averotico.com

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…