En el frío de la noche, la inclemencia de la calle y la incertidumbre del abandono pasó muchos años José Javier Hernández, un hombre a quien de tanta dificultad le cambió la vida después de conocer el Evangelio.

Entre las bendiciones que ha recibido está haber conformado una familia sencilla y trabajadora, pero también el disfrutar hoy de una vivienda mejorada donde mantienen vivos sus sueños de un futuro prometedor para todos.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…