Desde antes que naciera, mi viejo salía a cazar y a pescar con sus amigos. En la actualidad el mar ha sido ingrato, no ha soltado ni la escama de un pez en su anzuelo, pero aun así, sigue intentando; entre un pucho y otro pucho pasan las horas en el litoral central de Chile.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…