lasinterferencias.blogspot.com/2011/10/serge-latouche-y-felix-rodrigo-mora-en.html

El pasado 20 de octubre, la FAL (Fundación Anselmo Lorenzo) y la sección de Fotografía del Ateneo de Madrid organizaban un debate entre Serge Latouche y Félix Rodrigo Mora con el tema "Causas y alternativas en la crisis actual".

Cuando intentamos subir a la pequeña sala en la que se suponía que se celebraría el acto, no fuimos capaces de salir del ascensor de la cantidad de personas reunidas allí. Sin embargo, abajo, había un flamante salón de actos casi vacío en el que iba a celebrarse un evento sobre el centenario de Jovellanos. Intenté, como espectadora, hablar con los responsables de esa charla y fue imposible convencerlos de cambiar la sala. "Hemos alquilado un servicio de grabación. ¿Qué hacemos? ¿Os grabamos la charla a vosotros?", dijeron. Bien. Esperamos en la planta de abajo hasta que un representante de la FAL dijo que, para no irnos, ya que nadie se quería ir a casa, podrían decir algunas palabras desde las escaleras. Es en ese momento en el que empiezo a grabar.

Como espectadora, fue una pena que esta controversia, al estilo de las que se celebraban en otras épocas, no pudiera llevarse a cabo como estaba planeada. No pudimos llegar al meollo del asunto, no hubo réplicas, es decir, no pudimos profundizar. Sin embargo, yo, que sólo he leido "Borracheras NO" de Rodrigo Mora, me quedé con miles de preguntas y anotaciones mentales. Me sentí mucho más cercana, pero no en todo, con las posturas de este autor, ya que va mucho más allá de los planteamientos economicistas de Latouche. Son planteamientos éticos por encima de todo. Sin embargo, las de autor francés me parecieron interclasistas, antiglobalización y antineoliberales pero no anticapitalistas ni antiestatalistas.

Deseo ardientemente que este acto se pueda volver a realizar ya que son temas de vital importancia para nuestra existencia.

Como notas dadaistas que hicieron más irreal si cabe la situación, habría que decir que un responsable del Ateneo tuvo su minuto de gloria, no se sabe si a lo Tejero o a lo camarada Josef, sobre el minuto 55:17, cuando intentó terminar con un acto no autorizado en las "zonas comunes".

Para qué nos vamos a engañar, me encantó estar escuchando palabras sabias sentada en el suelo de este lugar, que nos brindó su lado más estirado, casposo y elitista. La performance de este señor, dentro de este contexto, sólo pudo provocarnos risas, y es que el humor siempre será el mayor desafío a la autoridad.

Reproducimos el texto del panfleto:
Causas y alternativas en la crisis actual
(Debate en El Ateneo de Madrid con Serge Latouche y Félix Rodrigo Mora)
Con la que está cayendo, las perspectivas de que esto todavía irá a peor, y nadie
sabe como escapar de la tormenta.
A las numerosas crisis mundiales que tenemos detectadas desde hace años: ecológica, de alimentos,
social, recursos energética, etc., y otras de carácter local: empleo, inmobiliaria; se
nos unido en los últimos años una nueva: la económica-financiera. La Crisis por antonomasia,
pues en esta ocasión ha conseguido convertirse en crisis global (es la única que interactúa por todo el
planeta, y afecta a casi todas las capas de la población).
Resulta sospechoso que después de haber vivido con ella cinco años, y tras comprobar que por su
causa se vienen produciendo en el planeta tantas tragedias y dramas humanos, los defensores del sistema
no hayan sido capaces de ir avanzando en una solución creíble. Tal vez sea porque no conviene.
Y, si nos guiáramos por los medios de comunicación de masas, parecería que la sociedad no ha
comenzado a intuir alternativas para construir la nueva organización social. Nuevas normas de funcionamiento
(políticas, ecológicas, urbanísticas, económicas, de convivencia) que superen el modelo
social existente, al que cualquier humanista (filósofos, economistas, sociólogos,…) da por agotado.
En caso que fuera cierto, sí resultaría preocupante. Pero no es así, y todavía podemos tener fe en la capacidad
de auto-regeneración de los individuos. Teóricos como Serge Latouche, como Felix Rodrigo
Mora, como muchos otros, nos ofrecen alternativas para un sistema caduco.
La Fundación Anselmo Lorenzo, organismo cultural de la C.N.T., en su tarea de extender a la
sociedad las doctrinas libertarias que llevan al hombre a la emancipación y a la justicia social, los
reúne el jueves 20 de octubre, a las siete de la tarde en El Ateneo de Madrid
Serge Latouche como representante del decrecionismo. Su razonamiento es entendido por cualquiera:
nuestro planeta no dispone de recursos para mantener el nivel de consumo de los países del
primer mundo, y mucho menos para extenderlo a todos los habitantes de La Tierra. Y en el improbable
caso que los países pobres no lleguen a rebelarse contra la apropiación de sus recursos locales
para seguir manteniendo esta desigualdad entre naciones, será el planeta el que no lo soportará. Otro
modelo económico más austero se hace imprescindible, y Latouche nos propone, si no la Solución, al
menos algunas soluciones.
Félix Rodrigo partidario de una revolución integral. Piensa que la crisis actual es mucho más
profunda que una crisis económica, y que la presencia del Estado no hace más que aumentar las
dificultades que ocasiona el capitalismo. Pero además, la sociedad ha elegido como referencia unos
valores que llevan a un paulatino empobrecimiento cultural y moral. No sólo se hace necesario modificar
las estructuras sociales, sino que es necesario reintroducir valores como el esfuerzo sin aparente
recompensa, o la austeridad.
Aunque siempre podríamos recurrir a alternativas ya conocidas, que han demostrado que son factibles,
y que nos resultan tan queridas a todos los que estamos en la Fundación Anselmo Lorenzo y en
la C.N.T. Es cuestión de estudiar la historia. Porque lo que si resulta paradójico es la nube de amnesia
que ha caído sobre la memoria colectiva. Y como permanece en el olvido que hace ochenta años, una
generación de españoles llegó a imaginar la nueva sociedad. Una sociedad donde la economía nunca
sería una materia de iniciados, sino algo asequible a toda la población, una vez las empresas fueran
colectivizadas y administradas por los propios trabajadores; donde la población recuperaría el control
y la soberanía de su vida diaria, a medida que disminuyera la presencia del Estado; donde se podrían
acabar con muchas injusticias sociales, al eliminar la propiedad privada. En definitiva, donde el individuo,
solidariamente con el resto de individuos, sería dueño de su vida y su futuro; y no un mero
borrego que es arrastrado a donde desean “los pastores”.
Esa generación de españoles se reunió alrededor del anarquismo y sus organizaciones: Confederación
Nacional del Trabajo (C.N.T.), Ateneos Libertarios, Mujeres Libres, Federación Anarquista
Ibérica (F.A.I.), con la certeza que un nuevo mundo era posible. Diseñaron un modelo alternativo
al sistema imperante, y tuvieron la osadía de hacerle realidad… Porque esa es otra paradoja que los
historiadores alguna vez tendrán que aclararnos: ¿por qué nos vienen ocultando que en julio de 1936,
al generalizarse las colectivizaciones de empresas y de tierras, nació un sistema económico-políticosocial
diferente al que entonces existía, basado en los ideales mencionados más arriba? Ante la Crisis
actual, sería de agradecer que nos mandaran un mensaje de esperanza, y recordaran que la historia ha
demostrado que SÍ SE PUEDE.
Mientras llega esta actualización de la historia, se hace necesario dar la mayor difusión posible a
teóricos de la organización social, a filósofos, a movimientos políticos; en definitiva a las voces que
proponen alternativas para que vengan a sustituir a este sistema moribundo. Serge Latouche y Félix
Rodrigo aportan ideas que buscan superar la situación actual y que deben ser conocidas para ir columbrando
una nueva sociedad. Os invitamos a todos a escucharles.
Organiza: Fundación Anselmo Lorenzo
Ateneo de Madrid, jueves, 20 de octubre, 19:00 horas.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…