Esperit! ha publicado el disco Endavant continu (Bankrobber, 2011 – bankrobber.net)

Vi a Esperit! por primera vez en un concierto en el bar Heliogàbal de Barcelona. No sabía nada sobre él –más allá de que era uno de los miembros de Les Aus- ni había escuchado nada de lo que hacía, así que iba totalmente virgen. Y lo que vi en el pequeño escenario me fascinó, por su libertad, por su creatividad. Pero sobre todo porque vi a un tío que se lo pasaba de puta madre tocando, que disfrutaba como un niño con sus juguetes, y que te contagiaba su energía mientras hacía de hombre orquesta, tocando la guitarra, la batería, el teclado, la armónica, y a veces, todo a la vez. Y a pesar de que su interpretación no siempre era perfecta, siempre era de verdad. Tenía alma.

Y pensé que me gustaría conocerlo y hacer alguna cosa con él, volver a verle tocar –esta vez con la cámara- e intentar capturar esa energía que transmitía en directo. Me puse en contacto con él, quedamos un día, me contó algunas cosas de su vida. Y vi que no había trampa, que lo que muestra en un escenario se corresponde con lo que muestra fuera de él. Un tío sin domesticar.

Me comentó que vivía en una casita en mitad del bosque, en el Montseny, y pensé que sería un lugar ideal para hacer la grabación. Quedamos al cabo de unas semanas, aunque la verdad es que no tenía nada muy premeditado, ni muy pensado sobre lo que quería hacer. Simplemente grabar algunos temas, preguntarle algunas cosas sobre las que sentía curiosidad, pero dejando un cierto margen de libertad a lo que tuviese que pasar. A la hora de enfrentarme a la grabación quería mantener el mismo espíritu que él cuando se enfrenta a la música.

Y montó un set en el bosque, le hice unas preguntas, tocó cuatro temas que yo escuchaba por primera o segunda vez y lo intenté seguir con la cámara. Hay momentos de imperfecciones, movimientos de cámara que no van a ningún lado porque él ya está en otro instrumento, alguna brusquedad, pero todo eso formaba parte del juego. Más que captar la música de Esperit! con perfección técnica, la intención siempre fue intentar captar su esencia. Y creo que algo de eso ha quedado en estos 20 minutos de documental.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…