En la espesa selva de La Serranía de La Macarena, Colombia, aislado de toda civilización se encuentra Sixto, el último hablante de la lengua Tinigua, declarada extinta y sin registrar. A sus 78 años su estado de salud está muy debilitado. Su muerte significa la de todo una cultura, la de un pueblo entero.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…