Cada día en tu vida el Señor te está entrenado. Él usa las tribulaciones por las que atraviesas para que seas un gladiador de la vida, alguien que, sin quebrarse, pueda pararse ante las situaciones difíciles, ante las situaciones límite. ‘Tú no te vas a quebrar’ -dice el Señor- ‘porque Yo te he hecho fuerte. Tu soltería es una bendición. Tu viudez la voy a transformar en bendición. Tu fracaso matrimonial ya no será fracaso, será experiencia, será capital en tu vida, que te parará de diferente forma ante el futuro’.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…