Adolfo Rosario
Marcos 1:40-45

“Si quieres, puedes limpiarme”

brooksidehispano.blogspot.com

Encabezados:
1) V.40: El leproso y su petición
2) V.41: La respuesta de Jesús (v.42 resultados)
3) V.43-44 El encargo de Jesús
4) La reacción del leproso

Resumen: El evangelio de Marcos nos presenta a Jesús como el Hijo de Dios, como el Siervo y además como Jesús el verdadero hombre. Capaz de sentir las mismas emociones humanas y de identificarse con ellas. En Marcos 1:40-45, vemos al Señor mostrando su poder divino al sanar a un hombre leproso
que según el recuento paralelo de Lucas 5:12-16 estaba "lleno de lepra". Jesús nos muestra la
gran misericordia y compasión de Dios para con los hombres cuando "toca firmemente" al enfermo
y le otorga lo que no estaba seguro iba a obtener: sanidad total. Ese Jesús que dijo al leproso: "Quiero, se limpio" y “al instante la lepra se fue de aquel, y quedó limpio”, como dice Marcos, puede decir lo mismo sobre el pecado de cualquier persona penitente y dispuesta a venir humillada al Salvador y decirle como dijo el leproso: "Si quieres, puedes limpiarme"

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…