En el desierto de Atacama, en el norte de Chile, se efectuó una carrera de automóviles poco convencional: los concursantes se propulsaban sólo con energía solar. Este lugar, que también es el más seco del mundo, fue el ideal para realizar la primera competencia de este tipo en Latinoamérica, ya que cuenta con un sol radiante y 320 días despejados al año.

Además, a diferencia de otras carreras solares, el Atacama Solar Challenge cuenta con muchas pendientes, lo que hace más desafiante el desplazamiento de los vehículos.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…