Taller de fotografía participativa en torno al movimiento punk en Cuba.

Marcos, Alberto, Urraka, Anne, Jakelin, Taquechi, Ivalu, Oliver o Didie conocen muy bien las dificultades, rutinas o alegrías de vivir en la singular ciudad de La Habana. Son “punks” y “frikis”. Ellos son los nueve participantes que durante septiembre del 2010 aprendieron a usar la fotografía para contar la realidad que les rodea. Nunca antes habían tenido un altavoz para gritar lo que les importaba o molestaba de sus vidas o de su sociedad. El resultado son estas imágenes donde el concepto estético pasa a un segundo plano, y las historias con un contenido sincero y próximo se vuelven protagonistas.

Cuando un extranjero piensa en Cuba, le vienen imágenes concretas en la cabeza: trova, ron, tabaco… la mayoría son mentira. Esta es la idea con la que empezó el trabajo: dar una visión más honesta de la realidad y del pueblo de Cuba. Nadie puede contar mejor esta historia que aquellos que han compartido toda su vida con la isla.

El proyecto fue una coproducción entre las entidades Can Basté, RUIDO Photo y el Maxim Rock de La Habana. Los conductores del taller fueron tres jóvenes profesionales de la fotografía y el documental: Pau Coll Sánchez, Josu Trueba Leiva y Beti Rodríguez Bayo.

La idea de estos talleres es fomentar la expresión, la comunicación y la socialización a través de la imagen, que sirve como un espejo para que los participantes puedan reflexionar, discutir y analizar su propia realidad, y a la vez como una ventana, que acerca esta realidad a la sociedad.

Barcelona, julio de 2011.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…