diariodelanzarote.com/2012/03/25/lanzarote01.htm

Los ciudadanos de Lanzarote han expresado con claridad su rechazo a las prospecciones petrolíferas este sábado con la mayor manifestación que se recuerde en la historia de la Isla. Se estima que asistieron más de 25.000 personas a una marcha convocada por las instituciones públicas y decenas de colectivos sociales que recorrió la capital de la Isla.

M. Riveiro | Imágenes: F. De la Cruz/M. De la Hoz
[Domingo, 25 de marzo de 2012] [08.00]

La aprobación por parte del Gobierno central el viernes de la semana pasada del real decreto que autorizaba de nuevo a Repsol a reanudar los sondeos petrolíferos con la perforación de, como mínimo, dos pozos a 3.500 metros de profundidad frente a las costas de Lanzarote y Fuerteventura ha sido el detonante de una reacción social masiva en las calles.

La Policía Local de Arrecife cifraba al principio en como mínimo 22.000 las personas que acudieron al encuentro que comenzó a las siete de la tarde, de manera puntual, con salida en las inmediaciones del Puente de las Bolas y la calle Real.

Un dato indicativo de la magnitud de la marea humana que discurrió por la marina de Arrecife hasta llegar al recinto ferial, donde se leyó el manifiesto es que, desde que arrancó la cabecera de la manifestación hasta que partieron los últimos, pasó prácticamente una hora, aunque luego incluso se fue sumando gente rezagada, por lo que al final las estimaciones se elevaron a más de 25.000 personas.

Abundaron las pancartas y los cánticos críticos con el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, principal valedor de la reactivación de los sondeos petrolíferos con la concesión a Repsol para investigar la existencia de hidrocarburos en nueve áreas que suman 616.000 hectáreas y cuyos vértices se encuentran a escasos 20 kilómetros de Lanzarote y menos de 10 de Fuerteventura.

Así, se podían ver carteles reivindicativos con mensajes como “Soria traidor”, “Repsol y Soria no”, “No mentiras, no petróleo”, y juegos de palabras con el apellido del ministro, las siglas de su partido político y la denominación de la petrolera: “Reppsoria S.A., Prospecciones Petrolíferas” o “Piche Pal Soria”.

Los cánticos de distintos grupos que, de forma organizada o a título particular participaban en la marcha tenían el hilo conductor de un tema de la banda lanzaroteña de rock Kardomillo de hace más de un lustro, 'Esta playa no es de los gasolineros', que ha sido asumido casi como himno contra las prospecciones petrolíferas.

Entre los asistentes se han coreado lemas como “Soria, sorullo, el mar no es tuyo”, “Soria, canalla, vendiste a Canarias” al margen de las consignas más 'oficiales' de la convocatoria.

También destacó el ingenio de alguna pancarta, en la que se podía leer: “plataformas sí... las del drag queen”, la performance de un joven disfrazado de diablo que arrastraba una 'marea negra' y el carro de bidones de Repsol arrastrado por el burro del conocido cabrero Ricardo Morales.

El activista Pedro Hernández, micrófono en mano, arengó durante la manifestación a los asistentes. Ya en el comienzo de la multitudinaria marcha advertía: “El ministro Soria quiere envenenar nuestro mar, pero pararemos las plataformas de Repsol y Soria no pasará”. “Hoy es un día histórico para Lanzarote”, exclamaba.

Sujetando la pancarta principal, que abría camino a la marcha, el experto en cetáceos Vidal Martín, de la organización conservacionista WWF, personal de los Centros de Arte, Cultura y Turismo, miembros de la comunidad saharaui, o del consejo de la Reserva de Biosfera.

Varios metros atrás, una amplia representación política del Cabildo y de los ayuntamientos, acompañados de cargos públicos de PSOE, Coalición y Nueva Canarias de otras Islas como Ana Oramas, Narvay Quintero, Carolina Darias, Alpidio Armas o Román Rodríguez.

Después de más de dos horas de marcha, una parte de los asistentes se concentró en el recinto ferial, que se quedó pequeño, donde se leyó el manifiesto 'Petróleo no, energías renovables sí', en el que se señala que “la presencia de una industria petrolera en nuestras costas puede generar otro riesgo fundamental para la supervivencia de la población de Lanzarote”, destacando las afecciones al medio ambiente, al turismo y el “peligro” para la captación de agua en caso de vertido.

Sólo entre Lanzarote y Fuerteventura se calcula que salieron este sábado unas 40.000 personas a la calle. En la isla majorera la manifestación comenzó con media hora de retraso desde la Plaza de la Iglesia y el Movimiento Ciudadano por Fuerteventura estimó la presencia de unos 15.000 ciudadanos.

Los datos de la Delegación del Gobierno de Canarias, en manos del PP, hablaban de 9.000 asistentes en Lanzarote, 3.000 en Fuerteventura, 1.500 en Gran Canaria, 2.500 en Tenerife, 200 en La Palma, 100 en La Gomera y otros 100 en El Hierro.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…