La posibilidad de la existencia de unas entidades infiltradas en nuestro tejido social situadas en los más altos niveles cuya genética tiene un acusado gen reptiloide y que nos controla, domina e incluso sacrifica es una idea sencillamente terrible.

Lo cierto es que hay una serie de extraños sucesos que parecen indicar que dicha posibilidad puede tener un grado de certidumbre importante.

Fuente: mundodesconocido.com

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…