Desde Puente Alto, un sector en el sur de Santiago de Chile, Angelina y Cristian comparten su historia de como Angelina fue una católica practicante, y se enamoró con Cristian quien era ateo. Pasaron 11 años con Angelina rezando y llorando por su esposo que tuviera fé para que su alma podría ir al cielo. Después del gancho de ir a Misa solamente para poder jugar fútbol con su hijo después, Cristian poco a poco fue convertiendose a la fé. Ahora trabajan con los Legionarios de Regnum Christi ayudando a jóvenes y adolescentes.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…