El departamento de Bromatología de la Municipalidad de Cipolletti incautó 148 unidades de dulces que no reunían las condiciones de salubridad y registro correspondiente para su consumo. Se trata de la marca CURAPIL y MAYEYE. Adolfo Quilán, titular de Bromatología, señaló que son dulces provenientes de una fábrica de Bariloche que fue dado de baja su registro y elaboración de productos nacional desde 2008. Quilán explicó que el sábado se recibió una nota por parte del Ministerio de Salud pública de Río Negro en el cual se informa sobre la circulación de productos de este tipo. “Inmediatamente se inició un operativo de recorrida que abarcó supermercados, herboristería, dietéticas, fiambrerías con el resultado del secuestro de 148 frascos de dulces no habilitados para su comercialización”. Asimismo Quilán señaló que “una vez detectado el producto se procedió al retiro y decomiso de la mercadería en los depósitos del departamento de Bromatología”. Por último, el responsable de Bromatología recomendó a la gente tener la prevención y cuidado de comprar productos rotulados y en lugares habilitados.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…