Alejandro Talavante salió por la Puerta Grande al cortare una oreja a cada uno de sus toros. Talavante se mostró en toda su actuación muy decidido y con capacidad para remontar las dificultades. Toreó con la mano baja en lo fundamental y se adornó con frescura e imaginación para completar sus faenas. Remató con dos buenas estocadas y salió en hombros camino de la calle de Alcalá entre el clamor del público. José María Manzanares y Morante de la Puebla no tuvieron tanta suerte y sus labores no llegaron nunca a levantar el vuelo. El encierro de Núñez del Cuvillo con los remiendos de Victoriano del Río pecó de cierta falta de gas en el último tercio.

las-ventas.com/noticia.asp?codigo=4756

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…