Las pesquerías de profundidad se definen por desarrollar su actividad desde los 400-500m hasta los 1600m de profundidad.
La mayoría de estas pesquerías surgen en la segunda mitad del siglo pasado como respuesta a la sobrexplotación y colapso de los recursos pesqueros tradicionales.
Aunque algunas de las especies comerciales capturadas a estas profundidades resultan conocidas y otras especies pesqueras igualmente capturadas quizás no tanto.
El lento crecimiento, la tardía madurez sexual y la baja productividad de muchas de estas especies las hacen muy vulnerables a la sobrepesca.
Las especies de profundidad se encuentran asociadas a hábitats vulnerables como las montañas submarinas y los arrecifes de coral.
Algunas artes de pesca empleadas en estas pesquerías tienen un impacto severo sobre los ecosistemas de profundidad, debido a la captura de especies no deseadas y daños sobre los hábitats.
Oceana trabaja en defensa de la explotación responsable de estos recursos pesqueros de profundidad y la protección de los ambientes de los que dependen.
oceana.org/es/eu/prensa-e-informes/comunicados-de-prensa/oceana-celebra-la-propuesta-de-prohibicion-del-arrastre-de-fondo-en-aguas-profundas-d

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…