Las pesquerías de profundidad operan entre los 400 y los 1.600 m, donde los organismos marinos se caracterizan por un crecimiento lento y escasa descendencia. Por ello, la sobrepesca y las artes agresivas y poco selectivas puede causar daños irreparables en sus poblaciones y en hábitats frágiles, como corales de aguas frías o lechos de esponjas.
Ayúdanos a que el nuevo reglamento de pesca de profundidad de la UE para el Atlántico Nordeste tenga todo esto en cuenta. España es líder por capturas en la UE y la ministra Isabel García Tejerina puede hacer mucho. Por favor, firma en bit.ly/1ectmFZ ¡Gracias!

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…