Tras licitaciones y gestiones del intendente de la provincia, Alberto Mackenna, en noviembre de 1924, se colocó la primera piedra del funicular que permitiría un acceso fácil a la cumbre del Cerro San Cristóbal. El proyecto y la dirección técnica de las obras estuvieron a cargo del ingeniero Ernesto Bozo Pezza. Los arquitectos de las estaciones fueron Carlos Landa y Luciano Kulczewsky. En abril de 1925, cientos de personas asistieron a la inauguración oficial del funicular. Una vez finalizada la ceremonia, los asistentes subieron al funicular y los principales invitados asistieron a la recepción en el Salón Tudor, ubicado sobre la sala de máquinas de la estación cumbre. Desde 1925, año en que se inauguró el funicular, el Cerro se convirtió en paseo obligado tanto de chilenos como de turistas, llegando a recibir hoy en día, sólo por concepto de acceso a través de funicular y teleférico, más de 600 mil visitantes al año. En noviembre del 2000 el Funicular del Cerro San Cristóbal fue declarado Monumento Histórico Nacional. El Salón Tudor se encuentra en la estación cumbre del funicular del Cerro San Cristóbal. Esta estación llega a la Terraza Bellavista, una plaza-mirador que ostenta una privilegiada vista panorámica de la ciudad de Santiago, por la que se accede, a pocos pasos, al Santuario de la Virgen. El Salón, obra del arquitecto Luciano Kulczewsky, está construído de piedra en estilo tudor y se erigió a principios del siglo veinte, junto con las obras del funicular.

closer.cl

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…