La experiencia que se vivió en playa El Gigante marcó el inicio de expandir nuestra idea en otros países y ayudar a que todos los que viven cerca del mar generen una relación profunda de cuidado y entendimiento con él. Trabajamos con 30 niños, los cuales aprendieron a surfear y a valorar el océano. "Lo veo en las caras de los niños! Después de que aprenden a surfear se prenden con energía positiva, probando que solo con surfing podemos inspirar a muchos a proteger el mar" Otto Flores.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…