China vive el crecimiento económico más rápido y fructífero de la historia, el cual sería imposible sin la mano de obra barata y las pésimas condiciones laborales. La fuerte demanda de trabajadores en las zonas industrializadas produce unos resultados devastadores sobre lo que era hasta hoy el puntal y orgullo de la sociedad china, las zonas rurales. Las consecuencias de este cambio de modelo económico y social repercute en aspectos como la separación de familias, el abandono de las pequeñas villas y el absentismo en las escuelas. Cansados de los bajos sueldos con los que no pueden vivir dignamente en un país donde el ritmo de vida a aumentado a pasos agigantados en las últimas décadas, cada año en China cientos de miles de campesinos se separan de sus familias desplazándose hacia las grandes ciudades donde los sueldos son hasta siete veces mayores.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…