Mario Alcalde fue herido de gravedad al sufrir dos cornadas cuando terminaba su faena por manoletinas al segundo de la tarde. Hasta entonces había protagonizado una faena con momentos de inspiración que estaba siendo bien acogida en los tendidos. Continuó en el ruedo para matar al novillo antes de pasar a la enfermería. Se pidió la oreja, que no se concedió, y su cuadrilla dio la vuelta al ruedo. La novillada, con utreros de tres hierros, resultó interesante aunque el viento y la lluvia la hicieron más difícil de lo normal para los espadas. Jesús Fernández, firme con los tres que le tocó lidiar, destacó además por el manejo del acero. Jesús Duque despachó su lote con solvencia y saludó a la muerte del quinto.

las-ventas.com/noticia.asp?codigo=4981

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…