Dios quiere que crezcamos. Es parte de su mandamiento "crecer y multiplicarnos".
Pero debemos recordar que crecer duele, madurar no es fácil. Es un proceso que nos
costará algo de lágrimas... Pero es hora de determinarnos a pasar por este proceso. .

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…