Me aventuré con gente que conocía desde tres días hasta ninguno en una furgoneta hacia la fría Navacerrada.
Allí nos esperaba un sanatorio abandonado, ya solo quedaba la estructura en su edificio más grande. Lo que veréis, es lo que vimos.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…