Un viaje de contrastes, esa es la sensación que me ha quedado de estos días en Marruecos. Perfecta organización y trato por parte del todo el equipo ORBEA TRAVEL, nos ha permitido disfrutar de una aventura 5 estrellas. A la espera de que presenten el video oficial, os hago un pequeño adelanto, como siempre ,y como a mi me gusta, sonido real, en el desierto hay silencios que merecen la pena oír atentos. Perdón por el ruido en algún descenso....
Empezamos casi atrapados por la nieve y el hielo, Cesar y yo pasamos una auténtica odisea para pasar con el furgón. El primer día nos regaló un increíble atardecer y unos kilómetros pedaleando en la más absoluta oscuridad, mereció la pena. Merecido homenaje al amigo venezolano Nelson, bonito y emotivo momento. Juan Carlos nos explicaba a diario cada etapa, como siempre con su buen humor. Disfruté un montón con la Orbea Occam 29", le gusta bajar y había que tenerla contenta, ¡¡un bicicletón!!!. Avituallamientos de lujo, en pleno desierto, disfrutamos de una buena mesa. Las cenas eran caso aparte, tras una dura etapa, sentarnos a la mesa con un buen vino o cava y una buena comida constituían la mejor recuperación. No todo era desierto, impresionantes palmerales, ríos, casas de barro y mucha gente en los carriles hacían que los kilómetros pasaran sin notarlo. Compartimos ruta con los pequeños ciclistas locales, que camino del colegio, aprovechaban para picarse o echar unas risas. Lástima que no grabé el rato de empujar a uno de ellos hasta el colegio, todo fueron agradecimientos al dejarlo a sus puertas.
Contrastes: frío/calor, ruido/silencio, pobreza/riqueza, bicicleta/futbol, foto/video, etc...
Un lugar para volver.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…