Un catalán y un francés de viaje por Oriente Medio. Del encuentro surge Ball d’Hebron, una mutación bailable de sonidos árabes en clave tecnológica. Este es el espíritu que guía la colaboración entre Guillamino y dÉbruit, dos músicos electrónicos, viajeros, coloristas y arriesgados que se fusionan en un espectáculo tan bailable como afrutado. dÉbruit, mago francés del beat más abstracto, funk y viajero, ha revisado desde su óptica multitud de sonoridades lejanas, pasando por Turquía al África negra vía Los Ángeles y con el toque francés de su funk cubista. Guillamino también ha revisado la música de baile en clave birmana, africana y oriental en sus últimos trabajos. Después de coincidir en la Red Bull Music Academy y en festivales como el Sónar, esta es su primera aventura conjunta.
Xavi Bové es la última incorporación de esta aventura. Fue el encargado de poner texturas visuales a las sinergias entre los músicos a partir de sus sonidos. La propuesta se basa en microclips proyectados en escena sobre los músicos, con sincronía musical y modelado en directo.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…