Las Tequio-rolas surgen de un ejercicio de imaginación al buscar otra manera de leer música a partir del Tequio (forma organizada de trabajo en beneficio colectivo de algunos pueblos originarios de México). El Tequio mantiene una estructura de trabajo que es posible graficar tomando en cuenta la manera en la que se desarrollan las asambleas durante la discusión de un tema, con una organización espacial específica. De este modo, las partituras surgen de la práctica del Tequio y de cómo se manifiesta la vida comunitaria en el planteamiento y discusión de ideas durante las asambleas.

Las Tequio-rolas son la búsqueda de una práctica musical desde la vida comunitaria; un intento de hacer música mediante las situaciones que se generan en una asamblea, que es la manera en la que la comunidad se organiza. En ella se generan los acuerdos y parámetros que establecen la manera de actuar en torno a un tema específico. La asamblea se convierte en una puesta en escena de los saberes del pueblo. Las autoridades dirigen el suceso, lo encaminan hacia la resolución y búsqueda de acuerdos; los participantes se distribuyen de acuerdo con una jerarquía horizontal.

Los dibujos que constituyen las partituras se generan por la interacción colectiva en las asambleas realizadas en la Asamblea de Migrantes Indígenas de la Ciudad de México (AMI) para que posteriormente la Banda Filarmónica Infantil Indígena las interprete en una improvisación. Es una metáfora de la transformación del Tequio en la ciudad, pues la música que interpretan los niños mantiene elementos de sus pueblos.

El Tequio constituye una forma de generar y ampliar conocimientos, con implicaciones en el fortalecimiento de la formación del humano pueblo. Para ello es necesario incluir tanto la vivencia individual y colectiva como la reflexión de las repercusiones que la educación tiene en la formación integral del ser humano.

En las asambleas, los participantes son convocados con la intención de construir algo que preocupa o beneficie a corto plazo. Durante este proceso se genera una realidad nueva, un microcosmos estético que adquiere vida propia. Puede existir conflicto o inconformidad en el desarrollo de las asambleas, pues es una práctica vivencial, lo que no contradice los principios de convivencia y colectividad. Por esta razón las asambleas son tan importantes, pues en ellas se discuten asuntos colectivos con la intención de llegar a acuerdos, construir sentidos, ampliar formas y maneras de pensamiento: crear mundos. Las asambleas permiten reconocer la diversidad de contextos y vidas que existen, y logran hacer tangible el aprendizaje colectivo como una formación y modo de educar.

Interpretación sonora:

Fernando Vigueras

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…