Escándalo sexual en la Asamblea Legislativa Departamental de Chuquisaca

Correo Del Sur / Sucre

Se supone que tenía que ser sólo un almuerzo y terminó siendo otra cosa. El 20 de diciembre de 2012, a las 20:01, un asambleísta departamental se aprovechó sexualmente de una de las empleadas de servicios de la Asamblea Legislativa Departamental que, aparentemente, se encontraba en total estado de embriaguez e inconsciente. Lo hizo en pleno Salón de Sesiones y las cámaras de seguridad lo registraron casi todo.

El hecho fue denunciado, la mañana de ayer, por la bancada opositora de Alianza por Chuquisaca (APCH), y fragmentos de imágenes fueron difundidos por varias redes nacionales de televisión. Este medio tuvo acceso, de manera extraoficial, a las mismas evidencias.

Todo comenzó después del mediodía de ese 20 de diciembre. La Directiva de la Asamblea había convocado a un almuerzo por Navidad en sus instalaciones y a una ch’alla por el nuevo vehículo que adquirió la institución.

Ese día, jueves, empezó a llover y los asambleístas –no todos, únicamente un grupo de legisladores oficialistas–, habían decidido continuar con la celebración en el pasillo principal de la Asamblea. El presidente del ente deliberante departamental, Pedro Vela, explicó de esa forma que el festejo se trasladara del patio a los pasillos del segundo piso, bajo techo.

No se acordaron nunca que las cámaras estaban encendidas y que grababan todos sus actos. Bebieron hasta que llegó la noche, y entonces sucedió lo que denunciaron ayer los asambleístas Gonzalo Pallares y Marco Sahonero: un “supuesto acto de violación, consumo excesivo de bebidas alcohólicas y uso indebido de bienes públicos”.

Otra de las empleadas de la Asamblea, una mujer de pollera, mucho antes de las 20:00, había sido víctima de un insistente, casi interminable, acoso sexual, según se refleja en las imágenes. El autor, otro asambleísta. Ella forcejeó muchas veces con su agresor y nunca dejó que se aprovechara, incluso llegó a golpearlo.

Luego vino lo peor. La otra empleada de servicios, es decir la que finalmente se ve envuelta en el acto sexual, una mujer mayor que también viste pollera, salió del baño en mal estado. Vomitaba y casi no podía mantenerse en pie.

Fue entonces cuando el asambleísta se encargó de ella. La llevó, con ayuda de otros empleados, hasta el Salón de Sesiones. Los que lo acompañaban, entre ellos una mujer, los dejaron solos y alguien apagó la luz. La mujer, que estaba sentada en uno de los sillones de los asambleístas, cayó por el peso de su cuerpo cuando la autoridad pretendía consumar el hecho. Así, tendida en el suelo, casi inconsciente, se perpetró el acto sexual. Las cámaras lo registraron. Poco después, encendieron la luz. Se interrumpió el hecho, pero después la cargaron hasta el Salón de Conferencias, contiguo al Salón de Sesiones.

Después, otro hombre salió de la misma habitación, posiblemente otro empleado, de quien se especula que también se aprovechó de la víctima.En esta segunda habitación no había cámaras y existe otra puerta de ingreso que da al pasillo.

La agencia ANF, redes nacionales de televisión y otros medios identificaron al autor del acto sexual. Su nombre, Domingo Alcibia (MAS).

Borraron las imágenes

El asambleísta Pallares denunció la mañana de ayer que las imágenes de las cámaras de vigilancia habían sido eliminadas de los archivos de la Asamblea. El encargado de sistemas, Raúl Daza, lo denunció así a través de una carta el 14 de enero. Su equipo de computación fue “violentado y manipulado”, y las grabaciones “eliminadas”. Según Pallares, esto ocurrió el pasado sábado.

“El supuesto delito que se habría consumado es una violación a una funcionaria de la Asamblea Legislativa Departamental, por un asambleísta. Esto se tiene que investigar, y, ahí, hay pruebas claras que, aparentemente, se hubieran registrado en las imágenes de la Asamblea Departamental”, denunció Pallares.

Su colega Sahonero dijo que, además de asambleístas, participaron del festejo empleados de la Asamblea, dirigentes campesinos y empleados del Ejecutivo Departamental, y añadió que solicitará los informes del edecán del presidente de la Asamblea, Pedro Vela, y del personal de seguridad física, uno de los cuales aparece en la cinta. También dijo que ya solicitaron una copia de las grabaciones de la Asamblea.

Ya no están

Las dos empleadas, ambas de servicio, ya no trabajan en la Asamblea. Se dice que una de ellas fue destinada a alguna repartición del Ejecutivo Departamental, en las oficinas de La Madona, según resume ANF.

Aparentemente también se cambió al cuerpo de Seguridad de la Gobernación. Y el encargado de Sistemas de la Asamblea ya no fue recontratado.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…