El escándalo de la financiación ilegal del Partido Popular ha firmado hoy un nuevo día negro con la aparición de los cuadernos en los que Álvaro Lapuerta y Luis Bárcenas, ambos extesoreros del PP, registraban la entrada y salida de capital. Esta contabilidad B, según los manuscritos publicados el 31 de enero por El País, suministraba grandes sumas a la cúpula del partido, entre los que aparecen nombres como: María Dolores de Cospedal, Jaime Mayor Oreja, Javier Arenas, Álvarez Cascos o el propio Mariano Rajoy.

La estrategia seguida desde Génova ha sido idéntica a la que viene sucediéndose desde la salida a la luz del caso Bárcenas, Rajoy no da la cara y se escuda en Cospedal, que niega la mayor. Muy irónicamente avisan desde el PP que tomarán medidas legales contra aquellos medios que se hagan eco de dichas informaciones. ¿Supondrá eso también tomarlas contra la BBC, The Guardian o Financial Times? Imagino que solo vale para los de casa.

El terremoto desencadenado por los manuscritos de Bárcenas ha lanzado a miles de ciudadanos a manifestarse frente a las sedes populares de ciudades como Madrid, Sevilla o A Coruña. En la sede central de Génova se han concentrado varios centenares, sitiados por los cuerpos de seguridad. El resto de manifestantes que iban acercándose han visto impedido el acceso por un cordón policial que superaba ampliamente lo razonable. Para desconcierto de los asistentes frente a la sede del partido, han sido “invitados” a abandonar las proximidades para unirse con el grueso de los manifestantes que se encontraban a un centenar de metros.

Los inquilinos de Génova han convertido el partido en un fortín negacionista sin ser conscientes que cuando construyes un muro, el otro lado se vuelve invisible. Y lo invisible es aún más peligroso.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…