Para empañar el protagonismo de Cuba en el encuentro de Santiago de Chile, algunos medios recurrían a los inventos más infantiles. Por ejemplo, el de que la canciller de Alemania Ángela Merkel había retirado el saludo al presidente cubano Raúl Castro. Ni se molestaron en mirar la web del Gobierno alemán, donde aparecen ambos mandatarios charlando amistosamente.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…