Madre roca, padre cielo
tu llanto descansa al pie de los ventisqueros,
y cada estrella se posa en tu cima blanca
alumbrando el camino de los silencios.

Madre roca, padre cielo
a veces me lleva el alba con un arreo,
entonces mi piño (*) blanco trepa tu senda
y mis ojos se quedan en tus misterios.

Cerro, cerro de mi Patagonia
no sabes Chaltén cuánto te amo
cuando se desploma la nevada
y cantan los vientos en tus grietas,
en el idioma puro... de mi raza:
AHONIKÉN, CHALTÉN, AHONIKÉN, CHALTÉN.

Madre roca, padre cielo
el Dios que adoró el tehuelche pintó un lucero,
y yo que vivo en tu falda gastando tiempo
te canto vadeando el río de los recuerdos.

Madre roca, padre cielo
hermano de mi vigilia quiero ser cerro,
para ganarte en alturas de piedra eterna
quedando siempre de pie sobre la tierra.

CHALTEN de HUGO GIMÉNEZ AGÜERO.
Chalten es un poema de su autoría que musicalizó en ritmo de kaani Hugo Giménez Agüero.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…