Andrea Carrillo nació sin su brazo derecho, pero a sus nueve años ya ha demostrado fortaleza y tesón para sobreponerse a este hecho y demostrar que puede ser una niña normal, incluso más que eso: con firmeza decidió ser esgrimista.
A pesar de ser un deporte exigente, Andrea lo practica con gran pasión y determinación. La misma que muestra en su escuela, en sus dibujos y en cada faceta de su vida.
Publicado originalmente por Líder en Deportes, una publicación de la Cadena Capriles. Caracas, Venezuela.
liderendeportes.com

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…