Convertir algo tan tradicional como un cumpleaños en una experiencia digital sorprendente. Esa era la idea. ¿Qué hicimos? Coger una vela, encenderla y pedirle a la gente que la apagara. Hasta aquí todo sería normal si no fuese porque la vela la metimos en un vídeo, la subimos a youtube y le pedimos a la gente que la apagara desde su casa.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…