El método favorito de Dios para cambiar el mundo son los líderes diligentes. Dios bendice a aquellos que se levantan de sus camas dispuestos a hacer algo para Dios. Estas son las personas que no sólo poseen un propósito sino que son poseídas por un propósito divino. Esta es la persona que está consiente que sus vida pronto pasará y sólo lo que hizo por Dios permanecerá. En esta transformadora enseñanza el Pastor Daniel Arbolaez nos desafía a cumplir el llamado urgente que Dios ha depositado en nuestras vidas.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…