Hay un tiempo para oír el mensaje de Dios y otro para ponerlo en práctica. Quien practica el mensaje que ha recibido de Dios, es una persona que se ha “re-ligado”. La palabra re-ligión significa “volver a ligar”. Cuando nos volvemos a ligar a Dios, recuperamos ese sentido de estar protegidos por Dios y eso nos permite preocuparnos por otros. Quien se preocupa por los otros, se ha “re-ligado” a Dios. ¿Lo has hecho tú?

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…