En los años 70 y 80 el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo financiaron la construcción de la carretera transamazónica y la BR 364 en Brasil. El triste balance es la destrucción de casi el 20% de la Amazonía Brasileña, sangrientos conflictos entre hacendados ricos y seringueiros pobres y el asesinato de miles de indígenas. Brasil pasó a ser esos años el país más endeudado del planeta.

Ahora existe el proyecto Iniciativa de Integración Regional Sudamericana IIRSA, que nació el año 2000 con la premisa de “conquistar el espacio geográfico sudamericano”. Es un acuerdo de los 12 países de la región con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), nuevamente, de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y del Fondo Financiero para el Desarrollo de la Cuenca del Plata (Fonplata), incluye 335 proyectos por un valor de 37.5 billones de dólares. IIRSA quiere articular una red vial buscando dinamizar la economía, romper el aislamiento de varias regiones y llevar adelante proyectos energéticos.

Ya se construyeron polémicas carreteras y se diseñaron hidroeléctricas en lugares especialmente sensibles como parques nacionales y territorios indígenas, zonas protegidas por las leyes de los propios países.
¿Qué poderosos intereses están detrás de estos proyectos?, ¿porqué las autoridades de los países de la Cuenca Amazónica son cómplices y pasan por encima de áreas naturales protegidas, de reservas y territorios indígenas?, ¿por qué se pasa por encima de tratados internacionales vigentes que los protegen?.

Lo que IIRSA está dinamizado realmente son graves conflictos sociales y ambientales creando un clima de inestabilidad y desconfianza. Al igual que la epoca colonial se siguen imponiendo los criterios desde un poder central y no se consulta a las poblaciones en cuyos territorios estos proyectos se vienen ejecutando.

Este documental es la visión de COICA sobre IIRSA.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…