El brasileño Jihad Khodr, cuyo nombre significa Viajero de Paz, ganó la fecha del mundial en Mardel

Lo primero que hizo cuando salió del mar, mientras la gente se acercaba a la orilla para felicitarlo y levantarlo en andas, fue mirar al cielo, subir sus brazos y señalar hacia arriba en señalar de agradecimiento. "Tengo que agradecer mucho a Dios", comenzó diciendo Jihad Khodr, el flamante campeón del Rip Curl Pro Argentina, el mundial que volvió a la Argentina luego de 12 años con un evento tres estrellas. Nativo de Matinhos (Paraná), este muchacho de 29 años sorprendió con un mensaje de vida que fue mucho más allá del surf. "En estos días estuve conectado con la naturaleza, con nuestro creador. Creo que todos tenemos que mirar más para adentro, en el alma y observar nuestra vida espiritual. Esto es un premio material o económico pero más que esto luego de todos los problemas que pasé", contó Jihad, cuyo nombre musulmán que quiere decir Viajero de paz.

Desde 2009 hasta 2012, Jihad aseguraba "haber tenido muchos problemas". Sólo habla de una lesión grave en el tobilllo izquierdo ("Tengo cuatro clavos, precisa), pero no detalla más que eso. Eso sí, admite haber estado "por lados negativos". Y enseguida asegura que maduró. "Uno aprende en la vida, Dios te da más oportunidades", opina. Su regreso al éxito no es casualidad. "Yo sabía que iba a volver y con más fuerza. La fuerza espiritual me levantó", comenta Khodr, quien con la de este domingo llegó a seis finales consecutivas. Aunque lo de Mardel es lo máximo: título ASP, 8.000 dólares en premios y 750 puntos para el circuito mundial. Le viene muy bien a quien quiere subir en el ranking, pese a no tener sponsors…

En la final, con un descomunal score de 16.66 puntos, se impuso a tres compatriotas top. Matheus Navarro, el chico maravilla de 18 años que está en su primer año como profesional, fue segundo con 10.67 y logró 4.000 dólares y 563 puntos. David do Carmo llegó tercero con 9.27 para llevarse 2.500 y 422 tantos. Marco Fernandez arribó cuarto con 8.63 para embolsar 2.000 y 369 unidades. Una ola, con maniobras espectaculares y arriesgadas en un mar revuelto y grande como ayer, le dio a Jihad un puntaje de 9.35 para hacer la diferencia. “Estaba difícil, con viento, el agua un poco fría, pero yo esperé mi momento y pude dejar fluir mi mejor surf”, describió. Dicen que la fe mueve montañas. Jihad es otro ejemplo de esto…

El mejor argentino terminó siendo Marcelo Rodríguez, el hombre de 29 años nativo de Chubut pero que vive en Mar del Plata. Llegó hasta las semifinales, algo muy bueno, pero se quedó con ganas de más. “Estoy contento con el resultado. No todos los días se llega a una semifinal de un torneo ASP. Este es mi segundo mejor resultado (fue 3º en Perú en 2010). Pero por otro lado me siento algo desilusionado porque estuve muy cerca en una condición de mar que me favorece y siendo local. Igual, no me quejo, voy a subir en el ranking (de 193 a 140/145), que es mi objetivo para seguir encarando los mejores torneos que pueda en este año”, analizó.

Así terminó el Rip Curl Pro Argentina, un evento top del mundo que no se disputaba en el país tras 12 años y tuvo un éxito rotundo, con la expectativa de ir a más en los dos años que quedan de contrato.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…