El 40% de valencianos mayor de 18 años es hipertenso y presenta riesgo cardiovascular elevado y, por encima de los 65 años, el número de afectados supera el 60%. Estas cifras sitúan a la Comunidad Valenciana ligeramente por encima de la media nacional, hecho al que contribuyen el abandono de la dieta mediterránea, el sedentarismo, el estrés y el hábito de fumar.

Son datos de la Sociedad Española de Hipertensión que plantean la necesidad urgente de tomar medidas para controlar este problema de salud que, a largo plazo, incrementa de forma exponencial el riesgo de sufrir enfermedades coronarias, infartos cerebrales e incluso enfermedades renales crónicas.

La Universitat Jaume I ha organizado una mesa redonda al respecto y hemos querido consultar a los expertos sobre este mal endémico de las sociedades desarrolladas.

Otro dato destacable es que las enfermedades cardiovasculares constituyen la primera causa de mortalidad en los países occidentales. Se calcula que 1 de cada 4 muertes que se producen en los países desarrollados se debe a un evento cerebrovascular. La dieta mediterránea y el ejercicio físico son, científicamente, la mejor manera de controlar la tensión arterial pero es necesario que los profesionales de la salud promocionen mejor estos hábitos saludables.

Un primer paso hacia el control de la hipertensión arterial es la reducción en el consumo de sal. Según estudios realizados en Estados Unidos una reducción de tan sólo tres gramos de sal diarios, pasando de diez gramos a sólo siete por persona y día, reduciría en decenas de miles la mortalidad anual que se produce por una elevada tensión arterial.

Loading more stuff…

Hmm…it looks like things are taking a while to load. Try again?

Loading videos…